Razones porque el alquiler de viviendas de uso turístico es beneficioso

Atrae a nuevos turistas

Las viviendas de uso turístico atraen el turismo a las ciudades y zonas rurales. La gran mayoría de los turistas que utilizan esta modalidad de hospedaje no visitaría un destino si no existiese la posibilidad de hospedarse en alojamientos de particulares. Por distintas razones particulares de cada viajero, es mucho más cómodo y factible alojarse en una vivienda con determinados equipamientos. Por tanto, no se produce una sustitución de los hoteles, sino que se atrae a nuevos turistas, lo cual aumenta el poder adquisitivo y la demanda y, en definitiva, supone un enorme valor añadido.

Hacen más atractivas las ciudades

Cuantas más personas viajan a grandes y pequeñas ciudades, más atractivas se vuelven éstas. Los huéspedes de alojamientos turísticos gastan considerablemente más en establecimientos locales. Esto conlleva beneficios adicionales para tiendas, restaurantes y cafeterías, artesanos y empresas de locales que generan trabajo local.

Abaratan los costes de viaje y hacen el viaje más cómodo

Los apartamentos turísticos suponen generalmente un ahorro importante en el coste del viaje, sobre todo a grupos y familias, que de reservar un hotel tendrían que alojarse en habitaciones separadas, con las incomodidades que esto supone, especialmente en el caso de familias con niños. El compartir las zonas comunes del alojamiento fomenta la convivencia del grupo y de las familias. La posibilidad de comprar productos en mercados locales y poder cocinarlos en el alojamiento, hacen que la experiencia del viaje sea más cómoda y más económica para algunos viajeros.

Conocer nuevas culturas y personas

No hay mejor manera de conocer un lugar que a través de los ojos de las personas que viven allí. Cuando alquilas un apartamento turístico, el propietario o anfitrión aconseja sobre lugares más interesantes del barrio o de la ciudad, siempre desde una perspectiva de consumidor local. A muchos viajeros no les gusta pasar sus vacaciones en hoteles y en complejos cerrados, ya que les limita a conocer de cerca la cultura del país o región a la que viajan. Esta manera de viajar les supone crear experiencias únicas, por la cercanía con las personas y su modo de vida.

Más libertad y menos prohibiciones

Para muchas personas el alquiler turístico les ha permitido generar ingresos adicionales que les supone libertad económica. Prohibir este modelo de alquiler es castigar una actividad comercial independiente que supone un pilar importante en la economía de muchas familias.

El alquiler de apartamento turístico es un derecho fundamental

El derecho a la propiedad es un derecho fundamental protegido en todas las sociedades libres y democráticas incluyendo así el derecho a alquilar dicha propiedad.

Los arrendadores también pagan impuestos

Los propietarios de los apartamentos turísticos declaran anualmente sus ingresos pagando los impuestos correspondientes, contribuyendo así considerablemente a la recaudación pública. De la misma manera que lo hacen las empresas gestoras, gestores autónomos y demás empresas ligadas a la actividad.Los pagos se reciben por transferencia, con lo cual son fácilmente traceables por Hacienda. Una misma vivienda , paga más impuestos si es VUT que si se alquilase a Largo Plazo, ya que en este caso están exentos el 60% de los ingresos.

Los turistas molestan a los vecinos

El perfil del turista medio que se aloja en VUT está por encima de 46 años, el 83% viaja en familia y es extranjero. Es un perfil tranquilo que viene a disfrutar de nuestra ciudad. No hay motivo objetivo para que sean más molestos que cualquier otro vecino, por el contrario los españoles si solemos ser más ruidosos que en el resto de Europa. A este tipo de turista por lo general le gusta mezclarse con las personas del lugar y vivir la ciudad como uno más.